Deuda Externa

El aumento de la deuda pública en 2012

8/10/2013

Por Héctor GIULIANO (4.7.2013).

 

 

El Ministerio de Economía (MECON) acaba de editar el informe trimestral sobre Deuda Pública al 31.12.2012.[1]

 

En este breve trabajo nos referiremos solamente a tres puntos específicos en relación directa al contenido de esta información oficial: la cuestión del stock, su evolución reciente y el perfil de vencimientos de la deuda.

 

Con un comentario parcial acerca de la Deuda intra-Estado.

 

Dejamos para futuros y sucesivos escritos seguir analizando algo más en detalle otros puntos relevantes de la misma información.

 

EL STOCK DE LA DEUDA.

 

Según el MECON el saldo de la deuda pública a fin de 2012 era de 209.000 MD[2]: 197.500 de deuda performing o en cumplimiento y 11.500 MD de holdouts o bonistas que no entraron en el Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010.

 

Esto significa que la deuda del Estado Central aumentó durante el año pasado 18.800 MD; medido contra el saldo también oficial al 31.12.2011, que era de 190.200 MD (179.000 performing y 11.200 holdouts).

 

Significa un incremento del 10 % anual y corrobora con creces nuestras permanentes advertencias acerca que la deuda está aumentando a un ritmo de más de 12.000 MD por año (que es lo que se preveía en el presupuesto 2012).

 

Por ende, no es cierto que nuestro país de esté des-endeudando.

 

A esta cifra del stock de deuda de 209.000 MD a fin de 2012, que es por Capital o Principal, falta agregarle los intereses a pagar, que a esa misma fecha suman oficialmente 71.600 MD; con lo que el monto total asciende así a 280.600 MD.[3]

 

El informe no toma en cuenta la deuda por cupones ligados al PBI (VLPBI), cuyo saldo pendiente estaría en el orden de los 16.000 MD o más.

 

Según el informe del MECON la relación Deuda/PBI a fin de 2012 era del 45 % (44.9), algo superior a la registrada a fin de 2011, que era del 41.8 %. El numerador de deuda está tomado sólo en función de la deuda performing, de 197.500 MD, sobre un denominador del PBI de 440.000 MD.[4]

 

Si se tomara en cuenta la Deuda Pública Nacional – que en la actualidad no bajaría de los 350.000 MD[5] – este mismo coeficiente sería del 80 %, el doble.

 

EVOLUCIÓN RECIENTE DE LA DEUDA.

 

Siempre según las cifras oficiales del informe a fin de 2012 – como hemos dicho – tenemos que el stock de la deuda aumentó durante el año en 18.800 MD: 190.200 MD al 31.12.2011 contra 209.000 MD al 31.12.2012.

 

Este incremento es muy superior al previsto – y consecuentemente, al autorizado – por el Presupuesto original para el Ejercicio 2012, que preveía un aumento de 11.700 MD: 40.100 MD de amortizaciones contra 51.800 MD de nueva deuda.

 

En el año 2011 la deuda del Estado Central aumentó 14.600 MD y para el corriente ejercicio 2013 está previsto que aumente 12.100 MD (36.500 MD de amortizaciones contra 48.600 MD de nueva deuda).

 

Conforme los datos ahora editados por el MECON – Cuadro A.2.4 – durante el año pasado el gobierno canceló deuda por 3.500 MD y tomó nueva deuda por 27.600, es decir, que la deuda aumentó en 24.000 MD.

 

Este importante incremento del saldo se mitigó en parte por ajustes de valuación que son independientes del citado aumento neto de la deuda, y que fueron debidos fundamentalmente a dos rubros:

 

  1. Variaciones por Tipo de Cambio por 5.300 MD, derivadas de la devaluación del peso, dado que el 41 % de la deuda está en moneda nacional (la mayoría – 59 % – en moneda extranjera) y este importe se re-expresa en dólares.

 

  1. Disminución de la deuda en pesos ajustada por inflación (coeficiente CER) en unos 1.200 MD, que se aplica sobre un stock de deuda en moneda nacional equivalente a 35.100 MD.

 

A estos dos rubros, que restan al stock de la deuda 6.500 MD (5.300 + 1.200) se contrapone un aumento de 1.100 MD por capitalización de intereses (anatocismo), de modo que los ajustes por valuación implicaron una reducción neta de 5.400 MD (6.500 – 1.100).

 

El aumento final de los 18.800 MD es así producto de un incremento de deuda real por 24.000 MD menos un ajuste negativo por valuación de 5.400 MD, más una sumatoria de rubros menores por unos 200 MD.

 

Es relevante esta aclaración porque, de no haberse producido estos ajustes por valuación, la deuda habría aumentado todavía más que los ya elevadísimos 18.800 MD, yéndose a 24.000.

 

PERFIL DE VENCIMIENTOS DE LA DEUDA.

 

Según el informe oficial del MECON los vencimientos de la deuda pública por capital e intereses previstos para el corriente año 2013 son 33.700 y 6.800 MD respectivamente.

 

Estos importes conllevan una modificación significativa frente a la propia estimación oficial anterior – al 30.6.2012 – que consignaba vencimientos de capital y de intereses por 17.200 y 6.000 MD respectivamente.

 

A su vez, ambas cifras eran notoriamente menores que las informadas en el mensaje del Presupuesto 2013: 36.500 MD de capital y 10.800 MD de intereses.

 

Ahora – estamos en Julio de 2013 – se corrigen parcialmente estas cifras acercándolas un poco a los importes aprobados por la ley de presupuesto.[6]

 

Pero estas diferencias importantes se mantienen para los próximos ejercicios:

 

–    Según el informe del MECON los vencimientos de capital e intereses para el 2014 – cuadro A.3.6 – son de 20.100 MD y 6.000 MD respectivamente mientras que según el Presupuesto 2013 esos importes son de 42.100 y 15.500 MD (hoja 237 del Mensaje).

 

–    Según el informe del MECON los vencimientos de capital e intereses para el 2015 – mismo cuadro – son de 11.000 y 5.400 MD mientras que según el Mensaje del Presupuesto son de 49.100 y 18.600 MD respectivamente.

 

Los datos que el MECON informa a la opinión pública son así mucho menores que los que realmente aprueban nuestros legisladores a través de las leyes de presupuesto.

 

LA DEUDA INTRA-ESTADO.

 

El comunicado que acompaña al nuevo informe de deuda pública resalta el fuerte crecimiento de la Deuda intra-Estado, destacando que al 31.12.2012 esta deuda constituye el 58 % de la deuda total, esto es, unos 115.000 MD sobre los 197.500.

 

Al final de 2010 era el 46.8 % y a fines de 2011 había subido al 53.8 %.

 

La deuda intra-sector público es aquélla que el gobierno central debe a otras agencias del Estado – ANSES, BCRA, Banco Nación (BNA), Lotería/Casinos, FFRE, AFIP, PAMI, etc. – y a ello nos hemos referido ya en varios trabajos anteriores.

 

Esta Deuda ha venido creciendo en forma extraordinaria en los últimos años y se expande como una bola de nieve para poder atender esencialmente el pago de los servicios de la deuda pública, en divisas y en pesos.

 

Los fondos se usan para privilegiar el pago a acreedores privados y organismos multilaterales de crédito, es decir, se toma dinero que tiene otros destinos específicos en el Sector Público para poder pagar servicios de capital e intereses de la deuda, principalmente deuda externa.

 

Esta deuda primero se “internaliza” – paso de deuda externa a deuda interna – por vía de la “estatización de obligaciones” (lo que antes se debía a terceros ahora pasa a deberse a entes oficiales); con la importante aclaración que esta deuda transferida al Estado no tiene capacidad de repago demostrada.

 

Se produce así un “empapelamiento” generalizado de las agencias oficiales por entrega de instrumentos sin calidad como activos financieros – Letras intransferibles a 10 años de plazo al BCRA contra retiro de reservas para pagar deuda externa, Adelantos Transitorios del BCRA al Tesoro, colocación de letras de Tesorería por parte de la Secretaría de Hacienda del MECON así como colocación de Lebac/Nobac por parte del BCRA, créditos y compra de títulos públicos por parte del BNA, pagarés y préstamos varios de diversos organismos con circunstanciales disponibilidades de dinero.

 

El gobierno sigue así una política de traspaso de deuda y toma de nuevas obligaciones que distorsiona la estructura financiera del Estado.

 

El sentido de esta política de Deuda intra-Estado deviene entonces un mecanismo de traspaso de la carga directa del endeudamiento impagable – una deuda sin capacidad de pago – al Pueblo Argentino.

 

Esto se está realizando a través de la refinanciación permanente de las deudas contraídas con el propio Sector Público, de la descapitalización del BCRA (que tiene 64.000 MD prestados al Tesoro), del desfinanciamiento del Sistema Previsional (que tiene el 62 % del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES en Títulos Públicos), del Banco Nación (BNA, que tiene la mitad de su cartera de créditos prestada al Estado) y de toda una serie de entes u organismos oficiales que son usados para sostener las necesidades de deuda de la Tesorería a corto y mediano plazo.

 

La lógica de esta política sería descargar la mayor parte de los compromisos actuales de la deuda externa con terceros transfiriéndola como Deuda intra-Estado, utilizar esta deuda como “préstamo puente” interno para sostener la nueva Crisis de Deuda que afecta hoy a la Argentina y preparar con ello el regreso de nuestro país a los mercados internacionales de capitales, justamente para volver a tomar más deuda externa.

 

 

Lic. Héctor L. GIULIANO

Buenos Aires, 4.7.2013

 

 



 

NOTAS:

 

[1] Los datos corresponden sólo a la deuda en cabeza del Estado Central: no incluyen la deuda de provincias y municipios, la deuda cuasi-fiscal del Banco Central (BCRA), la deuda pública indirecta de Empresas del Estado, Organismos Nacionales y Fondos Fiduciarios, ni la deuda por juicios contra el Estado con sentencia en firme.

[2] Las abreviaturas MD/M$ significan Millones de Dólares/Pesos respectivamente y en todos los casos se expresan con redondeo, por lo que puede haber mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos.

 

[3] El cuadro A.3.6 consigna una cifra por capital de 191.000 MD, mucho menor que la total de 209.000 y también inferior a la deuda performing de 197.500 MD.

 

La explicación de la diferencia en menos de 6.500 MD entre el saldo oficial de 197.500 MD y el total de deuda por Capital que figura en el cuadro por 191.000 estaría dada por no computar a los fines del cálculo la deuda atrasada (básicamente con los países del Club de París): 5.400 MD por Capital y 1.000 MD por Intereses; unos 6.400 MD en total.

 

El Club de París, empero, reclama al gobierno argentino más que esa cifra: 9.000 MD.

 

Por último, existe una inconsistencia interna menor en la información del MECON: el cuadro central – A.1.1 – considera deudas atrasadas por capital de 5.100 MD mientras que el desagregado de la misma información en el cuadro A.1.5 consigna 5.400 MD.

[4] En diversos trabajos anteriores del autor ya se observó la formulación engañosa de este ratio Deuda/PBI porque se compara una deuda financiera cierta contra una magnitud económica general estimada, porque se toma como deuda una cifra inferior a la total – que es de 209.000 MD – y porque se mide contra un PBI Nacional solamente la deuda en cabeza del Estado Central y no la deuda pública de toda la Nación (según se explicó en nota 1).

 

[5] A este “piso” de 350.000 MD se llega – según trabajos específicos recientes del autor – sumando tentativamente los rubros conocidos de la Deuda Pública Nacional según lo enunciado en la nota 1, cifra que – a su vez – es notoriamente incompleta o insuficiente dado el “agujero negro” de la Deuda Pública Indirecta y los Juicios contra el Estado.

 

[6] Desde hace varios años el autor de este trabajo viene observando que las cifras tradicionalmente informadas por la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP) del MECON en materia de capital e intereses no se corresponden con las que Economía informa al Congreso en los proyectos de Presupuesto.

Publicado el 8 de octubre, 2013 En la categoría Deuda Externa

Diseño web por SiteFun