Deuda Externa

BODEN 2015 y re-endeudamiento K

10/12/2014

En el marco de la política de re-endeudamiento del país que viene llevando a cabo la administración Kirchner – en las postrimerías de su mandato – hoy se anunció una nueva e importante operación combinada de pago anticipado, canje y colocación de nueva deuda pública.

 

Lo que sigue son algunas observaciones y comentarios personales acerca de las primeras noticias que se tienen al respecto.

 

El ministro Kicillof informó que el gobierno ofrece cancelar anticipadamente la totalidad de los Boden 2015 – que vencen en Octubre del año que viene – para “cortar de cuajo” las especulaciones y habladurías que estarían tirando los Fondos Buitre (FB) contra la Argentina diciendo que el gobierno Kirchner no tiene fondos para cumplir con sus compromisos.

 

Un argumento contradictorio para una administración que no tiene los dólares suficientes como para poder abonar tales vencimientos y que, por ende, confía en seguir haciendo lo que ya viene haciendo durante toda la “década ganada”: pagar deuda con nueva deuda y tomar deuda adicional.

 

El gobierno K confunde deliberadamente a la opinión pública hablando de un des-endeudamiento que no existe ya que la Deuda Pública sigue aumentando a un ritmo entre 10 y 15.000 MD (Millones de Dólares) por año.

 

El ministro – lo mismo que la presidenta – hace referencia a la “voluntad y la capacidad de pagar” del gobierno argentino:

 

  • En cuanto a “voluntad” de pago no cabe ninguna duda: desde la auto-definición de la presidenta como “pagadora serial” hasta los montos récord de servicios de deuda abonados por capital e intereses en 10 años (190.000 MD según la información oficial), la administración K no tiene rivales en la toda la Historia Argentina en materia de pagos por servidumbre financiera.

 

  • Pero en cuanto a la supuesta “capacidad de pago” ello no está demostrado en absoluto por parte del Ministerio de Economía. Por el contrario, la realidad es que el país no tiene hoy ni la Solvencia ni la Liquidez para afrontar sus compromisos – que es exactamente la inversa de lo que sostiene el gobierno – y esto lo prueba el hecho que todas las deudas se pagan con nueva deuda y además se toman obligaciones adicionales y se capitalizan intereses.  

 

Es la confusión deliberada entre des-endeudamiento y refinanciación de deuda perpetua.

 

Lo que pasa es que las autoridades dan por sentado que la Deuda intra-Estado (que hoy es el 60 % de la Deuda Pública Total) no se va a pagar y que la misma se irá licuando con el tiempo, a costa de la descapitalización del Banco Central (BCRA) y del desfinanciamiento del Estado (FGS ANSES, BNA y otros entes públicos que administran fondos que no le son propios).

 

Y todo ello, para privilegiar el pago de la deuda con terceros – Acreedores Privados y Organismos Financieros Internacionales (FMI, Banco Mundial, BID y CAF) – y volver así al Mercado Internacional de Capitales, en función de la Hoja de Ruta Boudou, para colocar más Deuda.

 

Con esto se demuestra el arbitrio de haber utilizado la deuda intra-Estado como forma de descargar obligaciones externas impagables para pasarle el costo de la Deuda – una vez más – al Pueblo Argentino.

 

La colocación de nuevos bonos en dólares – como los que ahora se emiten con las nuevas series de Bonar 24 – son el preludio de esta nueva ola de endeudamiento K, de la que venimos hablando hace tiempo.

 

Se comienza a cumplir así con la premisa neo-liberal exigida por el Sistema Financiero: “no emitan Pesos, emitan Deuda”.

 

Pero vamos ahora a los anuncios concretos del ministro Kicillof y sus implicancias.

 

El ministro dijo que el gobierno Kirchner ofrece ahora a los tenedores de Boden 2015 tres “opciones”:

 

 

  1. PAGO ANTICIPADO DE LOS BODEN 2015.

 

El Ministerio de Economía ofrece pagar en forma adelantada la totalidad del capital en circulación de estos bonos – que suman unos 6.300 MD (6.700 incluyendo intereses) – abonando en efectivo el 97 % del Valor Nominal (VNO), es decir, recomprar anticipadamente estos títulos al precio de cotización actual en Bolsa (después de la recuperación y estabilización relativa de precios en el mercado).

 

Pero el gobierno no dispone ni mínimamente de tal suma en efectivo – en el supuesto que se presentasen todos o gran parte de los tenedores al cobro – por lo que debe suponerse que esta baladronada se explicaría por la existencia de alguna forma de pre-acuerdo secreto con la mayoría de los acreedores que van a participar en las operaciones.

 

En este sentido, cabe recordar que a principios de Octubre pasado se supo – por informaciones periodísticas – que el repunte producido en la bolsa porteña, cuando los valores de bonos y acciones estaban en baja, fue liderado por los fondos de inversión internacionales de George Soros y Daniel Loeb; por lo que las invectivas oficialistas en contra de las acciones especulativas caerían – una vez más – en el plano de los discursos para la galería.

 

Sería muy importante que las autoridades demostraran oportunamente la transparencia de las operaciones realizadas con la publicidad de los tenedores que se presenten a las mismas.

 

 

  1. CANJE POR BONAR 2024.

 

La segunda opción – que sería la clave de la oferta gubernamental – es el canje de los Boden 2015 por nuevos Bonos Bonar 2024 (los mismos que fueron dados a Repsol por la expropiación de acciones de YPF).

 

Se trata, obviamente, no de una cancelación con des-endeudamiento sino, por el contrario, de una nueva reestructuración de deuda externa por canje de títulos: el gobierno K – repetimos – engaña a la opinión pública hablando de “des-endeudamiento” cuando en realidad se trata de novaciones de deuda (con los mismos o con nuevos acreedores privados) sin baja en el monto de los pasivos del Estado.

 

Por el contrario, la Deuda va a aumentar porque ahora se tomarían nuevas obligaciones más caras – a un valor prácticamente igual al facial (99.7 % sobre cada 100 de VNO) que prolongan otros 10 años el período de endeudamiento por estos títulos públicos que vencen en el 2015.

 

Los Bonar 2024 tienen nuevos plazos y tasa de interés más alta: mientras los Boden 15 pagan cupones del 7.0 % los Bonar 24 pasan a pagar el 8.75 % (ambos, en dólares), más la capitalización por anatocismo de los intereses corridos (a razón de 1.53611 dólares por cada 100 de VNO del principal).

 

Ergo, el nuevo canje de títulos no implica un des-endeudamiento del Estado sino el mantenimiento de la misma deuda dolarizada y un aumento de los servicios a pagar por intereses en el tiempo.

 

 

III. NUEVA DEUDA POR BONAR 2024.

 

El Ministerio de Economía (MECON) da como una tercera opción lo que en verdad es colocación de deuda nueva y que sólo sería una opción propiamente dicha si los fondos cobrados según la opción a) se recolocasen por esta vía ya que se trata de la licitación de otros 3.000 MD de Bonar 2024 que se suman a las emisiones ya realizadas este año y las que se agregarían por la opción b).

 

El MECON, efectivamente, ofrece colocar nuevos Bonar 24 en las mismas condiciones – al valor de 96.20 % del VNO y tasa de interés 8.75 % en dólares – por el monto de deuda adicional citado (los 3.000 MD de nueva deuda, que ya no es dollar linked sino directamente son obligaciones en dólares).

 

La suma de los Bonar 2024 ya emitidos por el gobierno Kirchner es hoy de 3.250 MD, por lo que las nuevas emisiones implicarían elevar el monto de deuda por estos títulos al doble en el caso c) y a más del triple con el caso b).

 

Los Bonar 24 tienen plazo 10 años y amortizan capital desde el quinto año a razón de un 16.66 % por año (un sexto), por lo que su peso acelera el perfil de vencimientos.

 

Constituyen nueva deuda en moneda extranjera emitida por el gobierno K.

 

 

Hasta aquí los principales datos conocidos en la fecha sobre la base de los anuncios del MECON.

 

Todavía no ha sido editada la Resolución Conjunta 321 de la Secretaría de Hacienda y 86 de la Secretaría de Finanzas, ambas del 2014, que regulan los procedimientos operativos del caso.

 

Pero el fondo de la cuestión, en principio, se perfila bastante claro:

 

  1. El gobierno Kirchner sigue adelante con su proceso de re-endeudamiento y toma de más deuda pública antes de finalizar el 2014 (previo al reinicio de las negociaciones con los FB) mientras dice a la opinión pública que se está des-endeudando.

 

  1. Este proceso está perfectamente en línea con el interés y las consiguientes presiones de los fondos financieros especulativos que la administración K dice confrontar.

 

  1. La Deuda intra-Estado – conforme lo venimos advirtiendo – se comprueba como un arbitrio utilizado por el gobierno K a modo de “préstamo puente” interno a los efectos de pasar la deuda impagable al Fisco y al Pueblo Argentino para poder volver a colocar más Deuda Externa.

 

La nueva ola de endeudamiento en curso es el precio de la supervivencia financiera y política del gobierno hasta fines del 2015, pasándole el grueso de las cuentas a pagar a la nueva administración de la partidocracia opositora, cuyos dirigentes notablemente compiten para garantizar el cumplimiento del “cheque en blanco” de la deuda K.

 

 

Lic. Héctor L. GIULIANO

Buenos Aires, 4.12.2014

Publicado el 10 de diciembre, 2014 En la categoría Deuda Externa

Diseño web por SiteFun