Deuda Externa

La Deuda Pública 30.6.2014

9/1/2015

El 30.12 pasado por la tarde – último día hábil del año – el Ministerio de Economía (MECON) dio a conocer el Informe trimestral sobre Deuda Pública del Estado Central al 30.6.2014.

Los datos así conocidos, aunque siempre son insuficientes para poder tener un cuadro completo y desagregado de la real situación del endeudamiento argentino, aportan lógicamente cifras más actualizadas sobre este tema, aunque no superan las deficiencias citadas en nuestro trabajo anterior de referencia (ver nota 1).

Lo que sigue son algunas observaciones y comentarios acerca del contenido de estas nuevas informaciones, particularmente en relación al stock de la Deuda, a la evolución de la misma durante el primer semestre del 2014 y al perfil de vencimientos que conlleva.

STOCK DE LA DEUDA PÚBLICA.

El saldo oficial de la deuda al 30.6 pasado es 198.900 MD[1]. Este monto no incluye la deuda no presentada al Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010 (Holdouts), que según el gobierno sumaba a esa fecha unos 12.000 MD (11.900): 6.700 MD de Capital y 5.300 MD de Intereses acumulados reconocidos.

Este importe – que es omitido a los fines de cálculo de los indicadores de Deuda y del perfil de vencimientos – figura en el cuadro A.1.2 del Informe y está presentado, a su vez, con valores más bajos que los reales ya que el propio gobierno habla hoy de una cifra no menor a los 15-17.000 MD de deuda total con los holdouts mientras que algunas estimaciones privadas están entre los 20 y 30.000 MD (sumando capital, intereses, punitorios, gastos y honorarios a pagar).

Según las autoridades, este stock de deuda de 198.900 MD equivale al 42.8 % del PBI – ratio Deuda/PBI 0.428 – lo que implica un Producto Bruto de 465.000 MD (198.900/0.428).[2]

Como lo hemos observado otras veces, el monto de la deuda oficial de 198.900 MD (casi 200.000 MD) es muy incompleto para tener una comprensión del peso real del endeudamiento porque a esa deuda deben agregársele unos 104.000 MD faltantes: 12.000 MD de Holdouts, 77.200 MD de Intereses a Pagar y 15.000 MD de Cupones PBI; lo que da un total de 303.000 MD. Sin contar los ajustes por indexaciones según CER y por tipo de cambio dólar.

Dejando de considerar estos rubros y tomando solamente la Deuda Performing (198.900 MD) y la Deuda con los Holdouts (11.900 MD) – un total de 210.800 MD – el Informe al 30.6 llega a la conclusión que el stock de deuda habría bajado en unos 3.700 MD durante el primer semestre del 2014 (!).  

EVOLUCIÓN DE LA DEUDA.

El cuadro A.2.3 del Informe del MECON muestra los Flujos y Variaciones de la deuda registrados durante la primera mitad del año pasado:

  1. Se parte de un saldo total al 31.12.2013 de 214.400 MD (202.600 MD Deuda Performing + 11.800 MD Deuda Holdouts).
  2. Durante el período (semestre 1) la Deuda aumentó en 10.800 MD: principalmente 1.900 MD de Adelantos Transitorios (AT) del Banco Central (BCRA), 600 MD de nuevos préstamos de Organismos Internacionales, 1.200 MD de Letras del Tesoro), otros 1.200 MD de Títulos Públicos y 5.800 MD de Bonos dados a Repsol por YPF.
  3. En el mismo lapso de tiempo la deuda bajó – por pago de amortizaciones –   sólo 1.000 MD, básicamente por cancelaciones renovables con Organismos Internacionales (900 MD).
  4. Ergo, el aumento neto o real de la Deuda Pública durante el primer semestre de 2014 fue de 9.800 MD (10.800 – 1.000).
  5. Este monto del aumento de deuda sube a 13.400 MD con el agregado de los 3.600 MD adicionales producto del nuevo arreglo con el Club de París.[3]
  6. Frente a estos aumentos, el Informe registra grandes reducciones de deuda por Ajustes en concepto de Devaluación, por un total de 11.600 MD: 9.900 MD por diferencias de cambio y 1.800 MD por efecto tipo de cambio más CER.[4]
  7. Pero, además, el gobierno aparece computando durante este primer semestre una disminución extra-ordinaria de 5.600 MD (5.570) por concepto de Ajustes Bogar 2018 y 2020, que corresponden a deudas de las provincias que fueran asumidas por el Gobierno Central – contra descuento de la Co-participación Federal de Impuestos – y que no está claro a qué tipo de cancelación se refieren.[5]
  8. Es con estas deducciones conjuntas de 17.200 MD – 11.600 por diferencia de cambio/CER más 5.600 por eliminación de los Bogar 5.600 – que el saldo de la Deuda Pública al fin del Semestre, confrontado con el aumento real producido de 13.400 MD (9.800 de nuevas obligaciones más 3.600 del Club de París) da una reducción final de 3.800 MD; que con más/menos otros conceptos queda en 3.700.
  9. En consecuencia – siempre según las cifras oficiales del MECON[6] – durante la primera mitad del 2014 no se habría producido una reducción real o neta del total de la Deuda Pública, como producto de aumentos reales del endeudamiento más que compensados por disminuciones contables en el monto de la misma sino que, por el contrario, con el arbitrio de haber eliminado la deuda por los Bogar se habría invertido artificialmente el verdadero resultado del periodo (3.700 MD de “baja” sin descontar los 5.600 MD de Bogar darían un incremento de Deuda de unos 2.000 MD en lugar de una reducción del stock).[7]
  10. Por otra parte, la forma de exposición bi-monetaria de las cifras – dólares y pesos – abriría otra faceta más de discusión acerca de la evolución de la Deuda. Esto se debe a que la Deuda en pesos, expresada en dólares, se va licuando por efecto de las devaluaciones locales y también por sub-indexación de la deuda en pesos ajustada por CER, que replica la Inflación Oficial.[8]
  11. El “detalle” está en que esta disminución de la Deuda que se produce a favor de la Tesorería – licuación de la deuda en pesos – tiene como contrapartida lógica un perjuicio para los acreedores respectivos pero que en definitiva pagan las propias finanzas del Estado porque la mayoría de esa deuda en pesos – casi la totalidad – es Deuda intra-Estado (con la ANSES, el BCRA y el BNA a la cabeza).
  12. Todas estas cifras oficiales – como se explicara antes – no incluyen Intereses a Pagar ni cupones PBI, ni totales realistas de la deuda con los Holdouts. Lo mismo que los juicios contra el Estado con sentencia en firme, las importes oficiales no consideran tampoco las demandas ante el CIADI contra la Argentina (que serían del orden de unos 10.000 MD), con lo que los números de comparación se desconectan cada vez más de la realidad financiera fiscal porque la deuda no registrada crece así continuamente sin que pueda estimarse una magnitud siquiera aproximada de su monto debido a falta de información.
  13. Por último, como el gobierno no exhibe la Deuda consolidada del Estado Nacional, dado que no se incluyen aquí los pasivos de Provincias/Municipios, BCRA, Deuda Pública Indirecta (Empresas del Estado, Organismos Nacionales y Fondos Fiduciarios) ni la Deuda contingente por juicios perdidos con sentencia en firme, la magnitud final del endeudamiento total de la Nación sigue sin ser mostrada en ningún lado.[9]

En síntesis: pese a que la Deuda Pública sigue aumentando por todas partes, y particularmente en el propio Estado Central, la administración Kirchner muestra una disminución parcial de la misma – por el momento, incompleta, ya que falta la segunda mitad del año – que es producto de una importante reducción artificial de la deuda por eliminación sin contrapartida de los Bonar y por licuación contable de la Deuda intra-Estado en concepto de Devaluación.[10]

PERFIL DE VENCIMIENTOS.

Según el Informe de la Deuda al 30.6 pasado los vencimientos de Capital e Intereses a cancelar en lo que resta del 2014 – Semestre 2 – son de 17.400 y 4.700 MD respectivamente: un total de 22.100 MD.

Para el ejercicio 2015, las previsiones oficiales son ahora de 26.100 MD de Capital y 8.900 de Intereses: un monto de 35.000 MD; pero al 31.12.2013 estas previsiones daban, en cambio, 16.000 MD de Capital y 7.000 de Intereses: un total de 23.000 MD.

Las proyecciones de la Deuda Pública del MECON son siempre menores que las aprobadas por Presupuesto y tienen la característica que se ajustan siempre a la suba con el transcurso de los informes trimestrales.[11]

A su vez, el perfil de vencimientos de la Deuda – por ambos conceptos (Capital e Intereses) – es presentado siempre en forma decreciente, sobre la base del falso supuesto que las obligaciones se cancelan definitivamente a su término, lo que es absolutamente engañoso porque tales compromisos no se extinguen sino que se refinancian en su totalidad (por novaciones y/o canjes de títulos); y además se toma más deuda.

Es eterno problema de la Deuda no Registrada, un componente clave de la trampa de Deuda Perpetua que vive la Argentina, que consiste en la omisión de grandes rubros de deuda, en la refinanciación permanente de todos los pasivos a medida que los mismos van cayendo y en la asunción de deudas nuevas para cubrir los déficits fiscales que genera el endeudamiento del Estado.

Esto implica una configuración cambiante en su estructura o composición pero siempre creciente en el total de la deuda, con tendencia constante a una concentración próxima del perfil de vencimientos, de modo de no dar respiro financiero al Fisco y de no dejar nunca al país siquiera en condiciones de diferir sus compromisos a más largo plazo (política de la “soga corta”), que es la falsa esperanza siempre sugerida por los vendedores de ilusiones del establishment financiero.

La Deuda Pública – lo hemos dicho mil veces – es un Sistema y, como tal, está diseñado para su continuidad: para su perpetuidad vía refinanciaciones permanentes.

Por eso el Partido de la Deuda, después de haber conseguido que el Estado Argentino “se trague” la mayor parte de su propia deuda – a través del pasaje de la Deuda con Terceros a Deuda intra-Sector Público – después de haber obtenido que el gobierno Kirchner cancele la mayor parte de su Deuda Externa a costa de pasarle “el muerto” de la Deuda impagable a la ANSES (que es la “caja” de los Jubilados), al BCRA (que es la “alcancía” de divisas del Estado), al BNA (que es el principal Banco Oficial del país) y a una pluralidad de organismos nacionales; después de cumplido todo este “trabajo sucio” de descongestión del stock de la deuda con Organismos Financieros Internacionales y con Acreedores externos Privados a costa de aumentar en gran escala la Deuda intra-Estado, le está exigiendo ahora al gobierno el cumplimiento de la Hoja de Ruta Boudou y del frustrado Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010, que es volver al Mercado Internacional de Capitales … para tomar más Deuda.

Quien no entienda esta trampa institucional del Endeudamiento Público – una trampa que condiciona en forma total y absoluta a la Clase Dirigente de la Argentina – en el fondo no sabe nada de Finanzas, no sabe nada de Economía y no sabe nada de Política.

Lic. Héctor L. GIULIANO

Buenos Aires, 8.1.2015.

 

[1] Las abreviaturas MD/M$ significan Millones de Dólares/Pesos respectivamente y se expresan siempre con redondeo, por lo que pueden darse mínimas diferencias entre totales y sumatoria de cifras.

 

[2] Según el INDEC, el PBI a Precios de Mercado – valores corrientes – era al 30.6.2014 de 4.376.000 M$ (equivalentes a 538.000 MD al tipo de cambio 8.133 $/US$), conforme la nueva metodología que toma por base el año 2004.

 

El valor del indicador Deuda/PBI – como lo hemos observado en varias oportunidades – es muy relativo y discutible desde el punto de vista técnico: 1. Porque compara un Numerador que significa obligaciones financieras ciertas (la Deuda) con un Denominador que es una magnitud económica estimada (el Producto Bruto), 2. Porque toma un importe de Deuda mucho menor al real dado que no se incluye la citada deuda con los holdouts, los intereses a pagar, los cupones PBI ni se consideran proyecciones de los ajustes por tipo de cambio y por CER sobre la parte de deuda indexada en pesos, y 3. Porque si el ratio Deuda/PBI se calcula con el PBI Nacional de referencia, la Deuda también debiera ser la Deuda Nacional y no sólo la deuda en cabeza del Estado Central.

 

[3] El saldo oficial de la Deuda Externa con los Países del Club de París era de 6.150 MD al fin del año 2013: 5.100 MD de Capital y 1.050 MD de Intereses.

 

Con el allanamiento del gobierno Kirchner a las exigencias de estos acreedores, a ese monto se le agregaron nuevas obligaciones por 3.500 MD, básicamente por intereses Moratorios y Punitorios, por lo que la deuda total con el Club subió así a los 9.650 MD.

 

[4] Las cifras del Informe de Deuda Pública – por Metodología Internacional – se expresan siempre en dólares, de modo que las variaciones por diferencias de cambio en pesos también se convierten a dólares.

Últimamente el MECON volvió a la práctica de mostrar estas cifras en dos monedas: dólares y pesos.

 

Al 30.6.14, según tipo de moneda, el 32 % de la Deuda Total oficial (tomada sobre los 198.900 MD) estaba en pesos: equivalía a 64.000 MD.

 

Durante el primer semestre la devaluación contra dólar fue de un 20 %, producto del cambio de cotización que pasó de 6.521 $ (al 31.12.2013) a 8.133 $/US$ (al 30.6.2014).

 

La Deuda Argentina en Moneda Extranjera, a esta última fecha, era de 134.900 MD. La mayor parte está en dólares – 110.000 sobre 134.900 MD – está en dólares (el 81.5 %) y secundariamente, unos 21.800 MD están en euros (16.2 %,).

 

Sumando todos los Ajustes por Valuación producidos en relación a las diversas monedas durante el semestre (menos la incidencia del CER sobre la Deuda en Pesos ajustada por Inflación) eso da la reducción citada de 11.600 MD (equivalentes a 94.300 M$: 11.600 x 8.133).

 

En línea con estos ajustes por valuación cabe observar, por último, que si bien el Informe del MECON consigna una disminución del stock de Deuda de 3.700 MD durante el primer semestre del 2014, la deuda aumentó considerablemente en pesos durante el mismo período (conforme se explica por separado, en la nota 9).

 

[5] Los Bogar – Bonos Garantizados – tuvieron su origen en deudas de las provincias con bancos que fueron transferidas a la Nación y luego sucesivamente refinanciadas bajo el mecanismo de asunción de los pagos de servicios por parte del Estado Central, descontando después el importe de dichos pagos al restarlos de los giros por Coparticipación provincial.

 

El llamado Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas – Decreto 660 de Mayo del 2010 – formalizó una serie de convenios bilaterales al efecto, que tuvieron sucesivas prórrogas y condonaciones parciales de deuda hasta la fecha.

 

No se ha informado sobre la operatoria que dio lugar a esta sorpresiva e importante eliminación de los Bogar como deuda del Estado Central (5.570 MD).

 

Conforme averiguaciones personales del autor, en realidad no se habría producido aquí una extinción de esta deuda sino sólo un traspaso, que no significa cancelación sino simplemente una eliminación de todo el rubro para sacar la deuda por los Bogar del Informe del MECON.

 

Esta deuda por los Bogar habría sido pasada a la Jurisdicción 91 del Presupuesto – Obligaciones a cargo del Tesoro, donde se llevan otros Pasivos del Estado, con lo que se sustrajeron así arbitrariamente 5.600 MD de la estadística de la Deuda Pública sin que por ello dejen de ser obligaciones a cargo de la propia Tesorería.

 

No se sabe quiénes son los actuales tenedores de estos bonos ni el tipo de arreglo a que se haya llegado con los mismos – en el marco de las nuevas prórrogas y refinanciaciones de deudas provinciales – pero se trata evidentemente de una operatoria que estaría al margen de la Normativa tradicional y regular de los pasivos del Estado.

 

El Presupuesto 2014 aprobado por el Congreso no contemplaba esta relevante modificación en el tratamiento de la deuda de los Bogar y la misma no habría trascendido de no ser por su inclusión como baja en el cuadro A.2.3 de Flujos y Variaciones del Informe de Deuda al 30.6.14, aunque sin explicación alguna.

 

[6] Todos los datos están tomados del último Informe trimestral citado – al 30.6.2014 – editado en la página web del MECON: Secretaría de Finanzas (SF)-Subsecretaría de Financiamiento (SSF)-Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP).

 

[7] Cabe recalcar la circunstancia de que los datos aquí analizados corresponden a la fecha de corte del 30.6.2014 y no a la totalidad del año pasado.

 

Según el Presupuesto 2014 el aumento la Deuda Pública previsto para el ejercicio daba un incremento equivalente a 12.700 MD (44.300 MD de Amortizaciones contra 57.000 MD de Nuevo Endeudamiento).

 

Pero las previsiones de dicho presupuesto eran muy optimistas: se contemplaba un Superávit Fiscal de 870 M$ mientras que ahora – según datos al 30.11 – hay un Resultado Financiero negativo acumulado de 77.800 M$ (!) y se discuten estimaciones privadas anuales del orden de los 150-160.000 M$ o más.

 

Siendo que este enorme crecimiento del déficit – presupuestariamente no previsto – se tiene que cubrir con más Deuda.

 

En éste, como en tantos otros casos – Inflación, Pobreza/Indigencia, Crecimiento, Balanza de Pagos, etc. – la administración Kirchner especula con el ocultamiento de informaciones clave, con el diferimiento de las noticias oficiales y con el enmascaramiento de los datos estadísticos.  

 

[8] Estos ajustes por devaluación nominal y por sub-indexación real tienen ya el importante antecedente de lo ocurrido durante el ejercicio 2013, en que la Deuda Pública aumentó en 23.000 MD (26.300 MD de nuevo endeudamiento menos 3.300 MD de Amortizaciones/Cancelaciones) pero este incremento fue compensado en su mayor parte con Ajustes de Valuación por 18.000 MD, lo que redujo el aumento neto a “sólo” 5.500 MD (con más/menos otros rubros por unos 500 MD más).

 

La existencia de este fuerte proceso de licuación de la deuda en pesos – que es básicamente Deuda intra-Estado – explica en gran medida la atenuación del incremento de deudas que se está produciendo cuando es expresado en moneda extranjera.

 

Esta observación es relevante porque la Deuda Total disminuyó 3.700 MD expresada en Dólares pero aumentó en 315.000 M$ expresada en Pesos (1.400.000 M$ al 31.12.2013 contra 1.715.000 M$ al 30.6.2014).

 

[9] A la importancia del desconocimiento de la Deuda Nacional ya nos hemos referido en numerosas oportunidades debido a que el gobierno no suministra informaciones completas al respecto.

 

Sólo se cuenta con cifras oficiales para el BCRA y – aunque bastante desactualizadas – para las Provincias.

 

La Deuda cuasi-fiscal del BCRA al 31.12.2014 estaba integrada por tres grandes rubros: 8.100 MD de Depósitos en Moneda Extranjera, 4.500 MD de Otros Pasivos (préstamos de otros bancos y swap con China) y un equivalente a 33.000 MD de Lebac/Nobac.

 

En el caso de las Provincias, el último dato sobre deuda consolidada es al 30.12.2013 (desfase de un año): 173.800 M$, equivalentes a unos 27.000 MD.

 

El gobierno no suministra datos ni referencias sobre los demás rubros componentes de la Deuda Pública Nacional.

 

[10] Esta licuación de Deuda, unida a la falta de rentabilidad de las acreencias – dado que las obligaciones intra-Sector Público pagan tasas de interés bajísimas y/o directamente nulas – lleva a su vez al desfinanciamiento del Sistema Previsional, agrava la descapitalización del BCRA e implica un desvío de gran parte del Crédito Oficial que en lugar de ir a la actividad productiva va a sostener la carga de la Deuda del Estado Central, dilatando las consecuencias del sobre-endeudamiento.

 

[11] El Informe de Deuda Pública al 30.6.2014 – como vimos – prevé vencimientos de Capital de 17.400 MD para el segundo semestre de este año.

 

El mismo Informe al 31.12.2013 – que fue editado a mediados de este año (es decir, bien entrada la ejecución del Presupuesto y con sus proyecciones a la vista) contemplaba para todo este período vencimientos por 38.350 MD de Capital.

 

El Presupuesto 2014 – que ya había sido aprobado para esa fecha (antes de fines del 2013) – hablaba en cambio de 44.300 MD de vencimientos de Capital.

 

En el Informe al 30.9.13 – fecha también posterior a la aprobación del Presupuesto 2014 – se habían proyectado vencimientos de capital para el 2014 por sólo 29.000 MD y poco antes, al 30.6, la estimación era parecida: de 28.000 MD.

 

Lo notable, por lo tanto, no es sólo la gran variación de los importes crecientes de vencimientos proyectados según los sucesivos informes trimestrales de Deuda del MECON sino además el hecho que tales proyecciones datan de aproximadamente la misma época o son incluso posteriores a la aprobación del presupuesto del ejercicio para el 2014, que se autorizan en base a las cifras que pasa el propio MECON y que difieren de los Informes de Deuda.

 

Lo mismo sucede con las proyecciones de vencimientos de Capital para el 2015: el Informe al 30.6.13 consignaba 11.900 MD para este año, el mismo informe al 30.9 había subido la cifra a 13.650 MD, el informe al 31.12 pasado daba 15.950 y el del 30.6.2014 lo eleva ahora a 26.100 MD. Sin embargo, el Presupuesto aprobado para el 2015 prevé vencimientos por 53.600 MD.

 

En ambos casos (2014-2015), cabe recordar que la totalidad de los vencimientos de capital o principal se refinancian íntegramente vía nueva deuda y que además se toman deudas adicionales por un promedio de más de 10.000 MD por año.

Publicado el 9 de enero, 2015 En la categoría Deuda Externa

Diseño web por SiteFun