Deuda Externa

EL QUANTUM DE LA DEUDA MACRI

17/8/2016

Es muy probable que el gobierno Macri logre batir este año récords históricos de endeudamiento público, externo e interno:

  1. El Presupuesto 2016 – Ley 27.198 (aprobada a fines de Octubre del año pasado) – autorizaba originalmente un aumento del stock de deuda de 247.500 M$, equivalente (≡) a 23.400 MD (*), al tipo de cambio de 10.60 $/US$ – durante el ejercicio (tomando como base un Déficit Fiscal de 97.700 M$ (≡ 9.200 MD).
  2. La Ley 27.249 (del 1.4 del corriente año) autorizó un endeudamiento adicional por 12.500 MD para pagar los acuerdos con la mayoría de los holdouts (los tenedores de bonos que no entraron en el Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010).
  3. Con esto, el incremento anual de la Deuda Pública se iría este año prácticamente a 36.000 MD (35.900).
  4. Pero a este subtotal falta agregar el aumento del déficit fiscal excedente previsto actualmente para el 2016, que se proyecta – según diversas estimaciones – entre 360 y 400.000 M$ (≡ 24 y 26.700 MD, al nuevo tipo de cambio de unos 15 $/US$).

El saldo acumulado del déficit al fin del primer semestre de este año era de 133.200 M$ y las perspectivas son fuertemente crecientes para el segundo.

  1. Restando el déficit original previsto – los 9.200 MD – a los nuevos totales calculados para el 2016, quedaría un saldo neto de aumento entre 14.800 y 17.500 MD: un promedio de 16.200 MD más de deuda.
  2. Con lo que el total de aumento de la Deuda Pública llegaría a unos 52.000 MD o más.
  3. Y a esto habría que agregarle la cuota parte de endeudamiento que debiera corresponder a la cobertura del mayor déficit fiscal registrado en el 2015, que fue de unos 232.400 M$ – 49.600 M$ originalmente previsto (Ley 27.008) contra 000 M$ real según la ejecución presupuestaria (incluyendo 57.000 M$ de la Deuda Flotante) – una suma que no se sabe en qué medida es cubierta con deuda emitida este año; con lo que la cifra final del aumento de la deuda en el 2016 pudiera añadir otros 10-15.000 MD.

Tal el cuadro de situación del aumento de stock de la deuda pública que se produciría durante el corriente ejercicio.

Y todo esto, como deuda en cabeza sólo de la Administración Central, sin contar con el fortísimo aumento de deuda que paralelamente se está produciendo a través del Banco Central (BCRA)  y del conjunto de las provincias (incluyendo la CABA-Ciudad Autónoma de Buenos Aires):

  • En lo que respecta al BCRA, su deuda cuasi-fiscal al 31.7 pasado era de 71.600 MD (en moneda extranjera y en pesos), producto de sumar los tres grandes rubros del Pasivo: 12.300 MD por encajes bancarios en dólares, 15.900 MD por Otros Pasivos (Swap de China y préstamos de otros bancos centrales) y 43.400 MD por Lebac/Nobac.

La deuda por estos mismos rubros al 31.12.2015 era de 53.400 MD (10.700 + 10.600 + 32.100 respectivamente), por lo que el aumento de los pasivos del BCRA en los 7 meses del 2016 de la administración Macri fue de 18.200 MD (de los que poco más de la mitad corresponden hoy a la masa de Lebac en pesos, que si no sigue remunerada a las altas tasas de interés actuales se correría hacia el dólar).  

  • En lo que toca a las provincias, el Ministerio de Economía (MECON, hoy Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas) no tiene información actualizada sobre la deuda pública consolidada, que al 30.9.2015 – última información disponible – era de 206.700 M$ (≡ 22.000 MD), sin deuda flotante ni contingente.

No se tienen todavía los datos a fin del año pasado pero recientemente el ministro Prat Gay habló frente a los gobernadores de un déficit global de los estados provinciales de 95.000 M$ (≡ 6.300 MD) al cierre del ejercicio 2015, una diferencia que tiene que cubrirse con endeudamiento.

En lo que va del año, las provincias ya habrían tomado deudas por más de 5.000 MD y se estima que el acumulado del 2016 llegaría a los 7.000 MD.

La deuda de las provincias podría estar así en el orden de los 29.000 MD (casi 30.000): 22.000 MD del saldo al 30.9.2015 – sin poder considerar la deuda contraída en el cuarto trimestre del año pasado por falta de información – más los 7.000 MD de este año.

El gobierno nacional ha venido amortiguando o sosteniendo las finanzas provinciales en su conjunto e induciendo que los estados locales aumenten sus colocaciones de deuda – interna y externa – para sufragar sus déficits fiscales.

Aparte de estos dos rubros – BCRA y Provincias – no hay información alguna acerca de la deuda de los municipios del país, de las empresas oficiales, organismos nacionales, fondos fiduciarios y juicios contra el Estado con sentencia en firme, razón por la cual el monto de la Deuda Pública Nacional es un misterio.

Aunque no se tienen los datos, se sabe que las empresas del Estado – caso YPF – han venido realizando también operaciones relevantes de préstamos directos y/o colocación de bonos.

Si tenemos entonces que el aumento de la deuda del Estado Central sería este año de unos 52.000 MD (punto f) y a ello le agregamos sólo las dos informaciones conocidas sobre otras deudas fiscales –  29.000 MD de las provincias y 18.000 del BCRA (subtotal: 47.000 MD) – el endeudamiento total del gobierno Macri treparía a unos 100.000 MD (99.000) en el 2016 (!): un récord histórico, en valores absolutos y relativos.

Y esto, sin contar la cobertura con deuda del déficit fiscal 2015 (los 10-15.000 MD mencionados en el punto g).

Las autoridades, obviamente, cuentan con este tipo de informaciones actualizadas pero las mismas no son transmitidas para conocimiento de la opinión pública.

La última información disponible sobre la Deuda Pública del Estado Central es de 234.200 MD al 31.12.2015: 222.700 MD de Deuda Performing o en cumplimiento de los intereses y 11.500 MD de los holdouts.

A estas cifras hay que agregarle la deuda no computada de los cupones PBI – unos 14.000 MD – y un adicional de deuda no considerada a esa fecha que llevaría a casi 20.000 MD el total de los holdouts (19.000 MD) que significaría unos 8.000 MD más: subtotal 22.000 MD.

De este modo, el stock ajustado de la deuda pública del Estado Central habría sido a fin del año 2015 de unos 256.200 MD (más del 70 % está en moneda extranjera).

En lo que va del corriente 2016 se estima que el gobierno Macri ha colocado deuda – externa e interna – por unos 36.000 MD.

El Ministerio de Hacienda acaba de editar en su página web el cuadro con las emisiones de deuda durante este año hasta el 31.7: 27.400 MD (de los que 3.300 están en pesos).

Son parte del aumento de la deuda total antes citado, que pasaría los 50.000 MD en el 2016.

Con el agravante que gran parte de la nueva deuda – en pesos y en dólares – está constituyéndose a muy corto plazo, como el caso de las colocaciones de Letras del Tesoro (LETES) a 90 y 180 días de plazo, o bien a pocos años, con lo que baja la vida promedio de la deuda y se agrava el perfil de sus vencimientos.

Este extraordinario aumento de la Deuda del Estado significa no solamente una carga financiera mayúscula por el monto de una deuda impagable – hasta el último centavo que vence por capital se paga con nueva deuda y además se toma deuda adicional sin capacidad demostrada de pago – sino que aumenta obviamente también los servicios de pago por intereses, que están creciendo a la par en forma vertiginosa: el Presupuesto 2016 contempla un total de intereses a pagar durante el año de 104.100 M$ (≡ 9.800 MD, casi 10.000, tomados a un tipo de cambio retrasado de 10.60 $/US$) pero ya durante el primer semestre se pagaron 95.800 M$ y las nuevas deudas que se están tomando aumentan considerablemente esta cifra.

Solamente la colocación de los 16.500 MD en bonos para pago a los holdouts – una emisión récord del año en el mundo – a una tasa de interés promedio de 7.14 % implica un aumento del pago de servicios por intereses de unos 1.200 MD anuales.

Con el agravante lógico que, dado que la mayoría de las nuevas deudas son en dólares, a la carga de los intereses se le suma el riesgo cambiario, que es igualmente elevado.

El círculo vicioso del endeudamiento se cierra así a un nivel más alto todavía porque con el aumento de los pasivos se incrementa el gasto público por intereses y consecuentemente el déficit fiscal; y este déficit se cubre con más deuda.

Y con el mayor aumento de la deuda externa se acentúa paralelamente el déficit de cuenta corriente de la Balanza de Pagos, lo que requiere a su vez mayor cantidad de divisas para poder afrontar el desequilibrio.

En el marco de su política institucional de gobernar con deuda la administración Macri afronta una encerrona financiero-fiscal cada vez más peligrosa de re-endeudamiento y toma de deuda nueva sin que exista la más mínima demostración de su capacidad de repago, por lo que se agregan más pasivos al sistema de Deuda Pública perpetua que pesa en forma creciente sobre nuestro país desde hace 40 años y sin solución de continuidad.

Es parte del precio que el gobierno Macri paga para poder sostener su supervivencia financiera y política.

 

Lic. Héctor L. GIULIANO

Buenos Aires, 13.8.2016

(*) Nota:

Las abreviaturas M$/MD significan Millones de Pesos/Dólares respectivamente y se expresan siempre con redondeo, razón por la que puede haber mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos.

Publicado el 17 de agosto, 2016 En la categoría Deuda Externa

Diseño web por SiteFun